Go Back

Tallarines con salsa de calabaza y guisantes

Tallarines con calabaza
Raciones 6 personas
Tiempo de preparación 35 min

Ingredientes

  • 500 g tallarines
  • 400 g calabaza o una rodaja gruesa
  • 1 cebolla grande
  • 200 g guisantes frescos
  • 1 vaso de caldo de verduras casero
  • 1/2 cda cúrcuma en polvo
  • copos de chile opcional
  • 100 ml nata baja en grasa
  • 1/2 vaso leche
  • 4 cdas aceite de oliva
  • sal
  • pimienta
  • pizca nuez moscada

Elaboración paso a paso

  • Cocina los tallarines al dente y reserva.
  • En una sartén pon a calentar tres cucharadas de aceite de oliva y rehoga la cebolla cortada en brunoisse (pequeños dados de un centímetro y medio aproximadamente)  junto a la calabaza rallada. Salpimienta al gusto y si eres amante del picante añade unos copos de chile para darle un toque más alegre.
  • Cuando consigas una textura tierna y blanda añade la nata, el caldo de verduras, la leche, y cocina hasta obtener la apariencia de un puré ligero, presionando con la espátula para deshacer los trocitos más grandes.
  • Incorpora los tallarines a la sartén e integra suavemente para que la pasta se impregne de estos deliciosos sabores que has creado.
    Escalda los guisantes y añádelos a tus tallarines.
    tallarines con salsa de calabaza

Notas

Trucos para cocer la pasta:
  • Para acelerar el proceso de cocción cuando pongas a calentar el agua cúbrela con una tapadera. Y si has funcionado en los últimos minutos con el agua caliente del grifo, pon agua caliente en tu cazuela.
  • Añade siempre abundante agua, la pasta debe sentirse libre de moverse dentro de ella, o de lo contrario se te pegará. Eso sí, nunca más de 3/4 partes para que el agua no salga cuando comience a burbujear con fuerza, por lo procura elegir una cazuela con el tamaño adecuado.
  • Al agua no se le pone sal, pero si quieres, puedes añadir una nota de sabor incorporando una hoja de laurel o una ramita de albahaca.
  • La pasta se vuelca a la cazuela cuando el agua está en su punto más alto de ebullición.
  • Dependiendo de la calidad y tipo de pasta, vigila el tiempo de cocción para obtener un punto al dente. Y recuerda siempre, que cuando mejor sea su calidad, mayor será su sabor.
  • Mezcla de vez en cuando para que la pasta se sienta libre y retira la cazuela del fuego un par de minutos antes del tiempo que marca el fabricante.
  • Escurre la pasta y reserva siempre un vaso de agua de la cocción, que te servirá para aligerar las salsas que van acompañarla o para recalentar la pasta en caso de que te sobre.
  • La pasta te sabrá mucho más rica si templas en plato en el microondas durante 30 segundos.
Plato: Primer plato
Cocina: Cocina italiana